TAB (Trastorno Afectivo Bipolar)

TAB TRASTORNO AFECTIVO-BIPOLAR


TAB TRASTORNO AFECTIVO-BIPOLAR


TAB TRASTORNO AFECTIVO-BIPOLAR

El trastorno afectivo bipolar (TAB) es una enfermedad en la que los afectados alternan épocas de euforia con épocas de depresión.

Hay varios tipos de TAB dependiendo de si han tenido fases maníacas propiamente dichas o fases hipomaníacas (algo más leves que las anteriores).

La fase maníaca, se caracteriza porque el paciente tiene mucha energía y se siente eufórico. Pero a la vez, suele estar muy irritable y comete actos imprudentes sin medir las consecuencias de los mismos. Se muestran muy impulsivos y no pueden controlarse por lo que pueden abusar de las drogas y comer o beber compulsivamente. También pueden tener mucha actividad sexual, incluso con parejas diferentes de la habitual. Gastan mucho dinero, aunque no lo tengan, etc.

Otra característica frecuente de esta fase, es la falta de necesidad de sueño. Están acelerados y no se sienten cansados. Por ello, pueden pasar la noche haciendo diferentes cosas como por ejemplo, limpiando.

Además, destaca una gran verborrea, no paran de hablar, parece que su pensamiento va por delante de sus palabras y no pueden explicar todo lo que piensan. Esto les pasa, porque se les “cruzan” varias ideas a la vez que no son capaces de ordenar. Se distraen con frecuencia y no pueden centrar la atención.

Muestran una gran autoestima y se creen capaces de conseguirlo casi todo, por ello es habitual que hagan planes grandiosos o emprendan muchas actividades nuevas, aunque algunas sean peligrosas para ellos.

Muchas veces, esta autoestima elevada, les lleva a tener delirios de grandeza y pueden llegar a pensar cosas como que son un enviado de Dios o que tienen que salvar el mundo.

También pueden tener otras ideas menos agradables e igualmente distorsionadas. Son las ideas paranoides. Pueden sentirse vigilados o perseguidos, lo que puede llevarles a defenderse de aquello que creen que les dañará.

Esto indica, que aunque el paciente tenga un ánimo elevado y se sienta fenomenal, pensando que todo es fácil, y que puede «comerse el mundo», si no se interviene a tiempo, también puede sufrir y puede cometer acciones de las que se acabará arrepintiendo y que le pueden dar muchos problemas a nivel personal, familiar, laboral, social,…

Por ello, es muy importante, que en cuanto se observen conductas parecidas a las arriba descritas, se le convenza a la persona de acudir a un profesional, que valorará si el paciente está en una fase hipomaníaca (con síntomas parecidos pero más leves) o si está en una fase maníaca. En ambos casos, deberá recibir tratamiento farmacológico y psicológico.

A nivel farmacológico, los medicamentos más utilizados son los estabilizadores del ánimo, como litio, valproico o los llamados antipsicóticos como olanzapina, quetiapina, asenapina, etc. A veces, también se hace necesario el uso de otros fármacos como los ansiolíticos. Además, si la persona estaba tomando antidepresivos, hay que retirarlos inmediatamente, pues éstos van a complicar mucho más la recaída en hipomanía o en manía.

En cuanto a la terapia psicológica, la que se ha mostrado más eficaz con este tipo de pacientes, es la psicoeducación. Se ayuda al paciente a conocer y comprender su enfermedad, a que tome conciencia de la misma, a que siga mejor el tratamiento farmacológico, a que lleve a cabo hábitos de vida saludables, y a que sepa interpretar las primeras señales que le avisan de una nueva crisis, para poder frenarla a tiempo.

Los familiares o cuidadores del paciente son muy importantes en el tratamiento del TAB, ya que muchas veces el paciente no se da cuenta de que está empezando una crisis, y ellos pueden dar la voz de alarma cuando detectan conductas anómalas.

De esta forma conjunta, los familiares o cuidadores, los profesionales y el propio paciente, formarán un equipo, destinado a que el paciente mejore y evite nuevos episodios.

el paciente tiene mucha energía y se siente eufórico. Pero a la vez, suele estar muy irritable y comete actos imprudentes sin medir las consecuencias de los mismos.